Shibari y kinbaku, el arte japonés de la atadura erótica, por My BDSM Store

La cultura sexual japonesa tiene costumbres que siempre han intrigado a las personas que viven en Occidente. El misterio y el celo con el que los orientales manejan todo lo referente al erotismo ha despertado fantasías en el pensamiento colectivo.

Muchas de esas fábulas están relacionadas con lo erótico. Aunque la sociedad japonesa tiende a estar muy reprimida, cabe decir que viven una sexualidad muy intensa (aunque secretista también).

Dos de los mitos que más se han proyectado al mundo entero tienen que ver con el arte de la atadura erótica japonesa. En este sentido, destacan los términos shibari y kinbaku.

El uso de ataduras para dominar a otra persona

El shibari es un conjunto de técnicas y ataduras eróticas de origen japonés que aparece en la primera mitad del siglo XX. Aunque muchos lo asocian con el japón medieval y la disciplina del hojojutsu, estos no tienen relación, así como tampoco con los samuráis, como lo asocian gran parte de los occidentales.

La disciplina del shibari la puede practicar cualquiera, no hace falta tener mucha elasticidad ni entrenar, sino que se trata de una práctica de comunicación erótica entre dos personas.

La versión más íntima del arte del shibari

El kinbaku es un concepto sinónimo del shibari y responde a técnicas de ataduras que han sido creadas y redefinidas específicamente con fines eróticos. Traducido al español, el término quiere decir “abrazo fuerte”. De igual manera, el objetivo es crear conexión entre atador y atado como en el shibari, por lo que pueden usarse casi indistintamente.

En el kinbaku, también puede haber una finalidad artística donde los nudos no solo buscan restringir el cuerpo de otra persona, sino mostrar belleza. En esa belleza, se busca “esculpir” la forma del cuerpo a través del manejo de las cuerdas, que son usadas de una manera creativa. El shibari/kinbaku también procura generar el placer de la persona atada ejerciendo presión sobre determinadas partes de la anatomía. El objetivo final del shibari y del kinbaku es conectar a nivel emocional, causar sensaciones sexuales y establecer una dominancia a través de las ataduras.

La visualización de películas e incluso tutoriales a través de internet ha permitido una mayor difusión de estas técnicas como parte de la cultura BDSM. Tiendas online como My BDSM Store permiten un acceso fácil a las cuerdas para shibari que se usan en estas prácticas. El hecho de poder tenerlas en casa con tan solo un clic ha hecho que más gente quiera experimentar con estas técnicas de placer.

Relacionados

Cione recibe la certificación de “Espacio cerebroprotegido” por la Fundación Freno al Ictus

La Fundación Freno al Ictus ha otorgado el sello “Brain Caring People” a Cione Grupo…

El Jurado de la I Edición de los Premios de Arquitectura y Urbanismo CLM hace público su fallo

El Jurado de la I Edición de los Premios de Arquitectura y Urbanismo de Castilla-La…

El sector de los áridos reafirma su importancia estratégica para cumplir con los objetivos de neutralidad climática

Hoy concluye la VI edición del Congreso Nacional de Áridos, celebrado en el Palacio de…

Ya están disponibles los calendarios de las Ferias del Libro en diferentes ciudades españolas

Editorial Desclee, una editorial donde comprar Biblia y comprar libros sobre la Biblia, se hace…

Disney + se une a Netflix en las plataformas que incorporan publicidad en sus contenidos

Grupo Anton, una agencia de publicidad en Elche especializada en publicidad exterior en Elche, se…

Las joyas en los dientes una nueva moda que proviene de los mayas

Clínica Dr. Acedo, con clínicas dentales en Sevilla para la colocación de una prótesis dental…