Fomentar la independencia de los pacientes de ELA es el objetivo clave de la Fisioterapia, según el CGCFE

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso, que afecta a las neuronas motoras y provoca debilidad muscular, llegando a producir parálisis, además de problemas para hablar, deglutir y respirar.

La prevalencia es de 2 a 5 casos por cada 100.000 habitantes y suele manifestarse a partir de los 40 años, siendo más habitual en hombres que en mujeres. Los primeros síntomas tienen que ver con la debilidad muscular y la pérdida de destreza y fuerza, hipotonía y calambres. Sus causas son desconocidas, por lo que no es posible realizar acciones de prevención y el tratamiento sirve para paliar los síntomas, aunque no tiene un efecto curativo en la evolución de la enfermedad.

En el Día Mundial contra la ELA, el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) recuerda que el principal objetivo de los profesionales de la Fisioterapia, en relación con los pacientes que sufren esta enfermedad, es mejorar su calidad de vida, prolongar su capacidad funcional y fomentar su independencia. Según la situación del paciente y la fase en la que se encuentre, los objetivos concretos varían y el tratamiento se adapta a su situación clínica y a su tolerancia frente a los ejercicios.

La enfermedad se desarrolla en varias fases, en las que el paciente va perdiendo, paulatinamente, su independencia, por lo que el tratamiento se personaliza tras evaluar al paciente, adaptándose a su situación.

En la primera fase el objetivo es potenciar la musculatura, el balance articular y evitar la fatiga, evitando la atrofia y manteniendo la máxima independencia funcional y la función respiratoria. En la segunda fase, aunque el paciente puede deambular en trayectos cortos, aparecen retracciones articulares y los cuidadores deben implicarse para comprender las técnicas con las que pueden contribuir a mejorar su calidad de vida. En la tercera fase, el paciente es totalmente dependiente, por lo que el tratamiento se basa en movilizaciones pasivas y fisioterapia respiratoria.

La combinación de ejercicios activos y pasivos es fundamental para poder tratar la situación del paciente en cada momento de la enfermedad, para corregir problemas posturales, controlar el dolor, disminuir la rigidez de los músculos, mantener, en la medida de lo posible, la amplitud de movimiento de las articulaciones, aumentar la fuerza y fomentar la independencia el mayor tiempo posible.

Relacionados

ESTADIO Deportivo rediseña su plataforma web para mejorar la experiencia de sus lectores

ESTADIO Deportivo, el primer y único medio deportivo andaluz, continúa creciendo y presenta su nueva…

La fusión gastronómica de TOTEM llega a Alicante

El teniente de alcalde, Antonio Peral, el empresario de origen francés Robert Florin del Hotel…

Lamucca se une a la celebración de MADO´22 con un pop up en pleno barrio de Chueca

Lamucca iza la bandera arco iris para inaugurar su segundo Pop Up, SAN LOCAS 13,…

Clínica Trevi explica las causas del crecimiento mamario en hombres y su tratamiento

Los cambios hormonales naturales como un alto nivel de estrógeno, o su desequilibrio en relación…

Los perfiles mejor pagados del sector Banca y Seguros y Business & Management Support en España en 2022

La digitalización y el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) marcan el presente y el…

¿Qué es un asesor financiero para una empresa? Por HPM FINANCIAL SERVICES

En un contexto en el que cada vez es más difícil y complicado verificar las…